LOS INICIOS DE FORD

Es bien conocido que la Ford Motor Company es hoy por hoy uno de los más grandes imperios automotores del mundo, pero no es muy conocido sus inicios, lo que tuvo que hacer un tal Henry Ford para crear y hacer surgir su empresa.

Ford trabajaba en la fábrica de Thomas Edison mientras que estaba preparando un novedoso motor de nafta. Tuvo que abandonar su lugar de trabajo para dedicarse por completo a su nueva empresa; de esta manera, en 1899 se crea la Detroit Automobile Company, con un capital inicial de 86000 dólares.

Ni bien empezada la empresa, ésta tuvo sus primeros tropiezos. Los financistas del proyecto querían un auto que les generara la máxima ganancia posible, contra la idea de Ford de hacer coches baratos pero a gran escala. Los fracasos de sus primeros autos perjudicó la imagen de la nueva fábrica, por lo que Ford pensó que la única forma de levantar su imagen y darle prestigio era mediante las carreras de autos. Los éxitos en la World Championship le hace formar una nueva empresa, la Henry Ford Company, marca que duró apenas meses.

Ford crea una nueva compañía llamada Ford Motor Company. En ella ocupa casi todos los cargos importantes: vicepresidente, diseñador, jefe de mecánica, superintendente y gerente comercial. En poco tiempo toma el control de su empresa al adquirir la mayoría de sus acciones. En julio de 1903, la Ford Motor Company vende su primer automóvil a 850 dólares.



Ford T (1908)
Entre 1905 y 1907 produce los modelos A, B, C y N. Empiezan los primeros esbozos de la producción en cadena, haciendo sus coches más baratos que los de la competencia. Para 1906, Ford ya hace 100 unidades diarias. En 1908, Ford revoluviona la historia del automovilismo al lanzar al mercado el famoso Ford T, muy fuerte y a bajo precio. En 1913, al comenzar la producción en serie, ya era el auto ideal. Lo curioso del auto era que el modelo sólo era de un color negro especial de alta duración y bajo precio que abarató aún más los costos.

Para 1924, Ford acaparaba casi todo el mercado norteamericano. Sus altos grados de productividad reducían aún más los costos, llegando a costar los modelos T convertibles Runabout y Touring a irrisorios 260 y 290 dólares respectivamente. Pero el Ford T ya tenía más de 16 años prácticamente sin cambios, así es que se decide sacar un modelo nuevo.

SEGUNDA PARTE »

ÍNDICE DE LA SECCIÓN PÁGINA PRINCIPAL
Asociado a:
AutosRapidos.com
PUBLICIDAD

Buscador de autos clásicos