CHRYSLER TURBINE CAR
Chrysler Turbine Car
La Segunda Guerra Mundial trajo consigo una increíble cantidad de adelantos tecnológicos, entre los que destacaron los motores a reacción. A partir de los años sesenta, ante los altos costos y la contaminación que a futuro podría generar el excesivo consumo de combustible de los autos, Chrysler buscó una forma alternativa de impulsión para sus coches tomando la turbina como una opción viable.

Chrysler mandó el desarrollo del diseño a la casa Ghia de Italia, que a principio de los años sesenta envío 55 hermosos chasises que serían la plataforma del Turbine Car. Fue presentado en mayo de 1963 como un prototipo. Sin duda la ventaja de esta máquina fue la capacidad de ser impulsada por cualquier tipo de combustible inflamable: desde el kerosene hasta un perfume pasando por una botella de licor.

Hubo mucha espectativa por este proyecto por parte del público, y mucha inversión de parte de Chrysler ya que si lograba el éxito con el Turbine Car revolucionaría la industria del automóvil. Pero los problemas no se hicieron esperar. El principal problema de las turbinas es su largo tiempo de aceleración (tiempo de reacción) respecto a los motores gasolineros o petroleros, desventaja crítica al momento de ser manejados en ciudades de alto tráfico, que no podía ser solventada a pesar que ya se habían invertido más de 120 millones de dólares en el proyecto.

Lamentablemente los días del Turbine estaban contados. La directiva de Chrysler ordenó la cancelación del proyecto debido al exagerado costo de desarrollo (que haría que un Turbine Car fuera ostensiblemente más caro que cualquier otro modelo para el público), y por la falta de tecnología suficiente que solucione el problema de la aceleración. Los coches fueron destruidos para evitar el pago de impuestos por la importación hecha desde Italia quedándose solamente dos intactos.

Ante la alta contaminación reinante, y la búsqueda de nuevas alternativas de motorización, quién sabe si alguna marca decida invertir tiempo y entusiasmo en un nuevo Turbine Car para nuestros tiempos.

ÍNDICE DE LA SECCIÓN PÁGINA PRINCIPAL
Asociado a:
AutosRapidos.com
PUBLICIDAD

Buscador de autos clásicos